sábado, 26 de diciembre de 2009

Crestas de gallo

..

...


Ha estado desbrozando de malas hierbas todo el camino y justo ahora, rastrillo en mano, se dispone a limpiar de hojas muertas el sendero colindante. Cumple instrucciones estrictas del señor. Por fortuna, el sol no va a calentar demasiado hoy, se dice para sí. A estas flores que se desparraman como racimos de uva madura les sienta bien cierta humedad, aunque luego sean capaces de soportar largos periodos de escasez de agua y sequedad impuesta. La señora desprecia, por el contrario, su exuberancia. Ella es más de lirios y amapolas. De rosas rojas con sus espinas de toda la vida, de siemprevivas y geranios en flor. Ignora qué pueda estar causándole tanto espanto, pero cada vez que sale al jardín, la señora evita por todos los medios cruzarse con esa planta desbocada, de aspecto carnoso y lenguaraz. El señor, ya lo habrán adivinado, la venera en cambio. A él parecen subyugarle esas cabelleras teñidas de rosa palo, tan Amaranthus caudatus; su indiscutible fortaleza y capacidad de resistencia. Siente por ellas verdadera adoración. Mientras la señora anda de acá para allá con los nervios de punta, visiblemente alterada, al jardinero toda esta situación se le antoja de lo más incómoda.
..

domingo, 20 de diciembre de 2009

Fiestas malabares

..
.
I.
..
El mejor profeta del futuro es el pasado.BYRON
..
Establecemos reglas para los demás y excepciones para nosotros.Anónimo
...Mejor que el talento es el carácter.Heinrich HEINE
...Los años enseñan muchas cosas que los días jamás llegan a conocer.EMERSON
..
Es bastante más fácil ser caritativo que justo.Arturo GRAF
...
Solemos perdonar a los que nos aburren, pero no perdonamos a los que aburrimos.François de LA ROCHEFOUCAULD ...

..
Nuevos amigos, nuevos dolores.MOZART
...Se puede crear pintura, escultura y música abstracta, pero una casa, un amor y un poema no pueden ser abstractos.Gloria FUERTES
...Cuanto más se agrada, generalmente menos profundamente se agrada.STENDHAL... ..
II. Y buenos deseos para todos...
..
El pasado es bastante más caritativo de lo que jamás llegará a conocerse; el mejor futuro, el mejor profeta. Nos enseña muchas cosas agradables: que los años pueden crear nuevos amigos y que cuantos más dolores perdonemos, menos nos aburrirán los aburridos. Para perdonar a los demás seres, los días que generalmente solemos ser justos, establecemos reglas abstractas: nuevas músicas, pinturas y esculturas excepcionales al talento. Pero el carácter profundo puede no ser fácil para nosotros. Que una casa, un amor y un poema son abstractos, pero agradan.
..

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Humanidad

..
..
Esos seres de andares bípedos me parecieron desde el principio aquejados de un mal perverso, una extraña dualidad que apenas lográbamos descifrar. Como absurda se me antojó la relación que mantenían a dos bandas en un empeño inútil por guardar las apariencias, sobre todo cuando los observaba contemporizando con una mitad que creían detestar, y que yo interpretaba como prueba de su gravosa existencia.


Tras estudiarlos con rigor, determinamos su inclusión como Especie enajenada de cuerpo redundante, con sus dos mitades análogas de por vida, si bien enfrentadas. Fue, de hecho, esa falta absoluta de entendimiento lo que condicionó su clasificación. Tiempo después, la dispar simetría de difícil conciliación no sólo sigue irresuelta, sino que parece cobrar unas hechuras monstruosas.
..

sábado, 12 de diciembre de 2009

Tentación

...

...
Si te impido desde hoy, hijo mío, que te acerques, audaz y sigiloso como eres, al Árbol del conocimiento, ese que tú has dado en llamar «de la sabiduría» pero dime: ¿quién te reveló ese nombre?, no es porque te tenga en poco o considere demasiado joven, incapaz de discernir entre sus hojas y brotes; ni siquiera porque te reconozca débil como un tallo de hierba, espantado como esas alimañas que te persiguen en sueños; no. Si te estorbo y prohíbo, hijo mío, si te ordeno e impongo públicamente que no te dejes tentar por la jugosa fruta del aprendizaje es sólo porque yo, Dios todopoderoso, en mitad de tanta perfección como me rodea, he sentido de pronto una punzada de aburrimiento, mon semblable, mon frère!
..

jueves, 10 de diciembre de 2009

Ligereza

..


Le advierto que determinada ligereza puede llegar a pinchar y a enrojecerle la piel. El brillo y la delgadez han sido siempre cualidades apreciadas, no se lo niego, pero ¿qué decir de su falta de consistencia?, ¿de su excesiva frialdad? No olvide que aun siendo una virtud en figuras de perfil vaporoso, lo ligero suele inocular en sus víctimas venenos mortales de perdición. ¡Desengáñese: aquella ninfa del vestido verde no le conviene!
..

domingo, 6 de diciembre de 2009

El que ahora soy

..
..
Y tú, ¿quién eres?
El ALMA de la montaña, me pareció que decía entre susurros de hojarasca y serpenteantes siseos de lombriz.
¿El arpa de la montaña, dices?
No, el A-L-M-A de la montaña, insistieron otros susurros semejantes, algo más graves.
¿Y en qué consiste exactamente ser el héroe de la montaña?
En convencerme un día y otro de que no hay posibilidad de entendimiento, pareció gritarme, el muy insolente.
¿Estás enfadado conmigo?, alcancé a interrogar.
Sólo por el hecho de pertenecer a tan malograda especie, remachó.
¿Y no te cansas de gruñir todo el día?, pude preguntarle aún. Pero esta vez no quiso responderme. Era como si la fuente en cuyas aguas saciaba mi sed se hubiera secado de golpe. El héroe de la montaña había decidido abrir su boca de lobo y zampárseme sin más.


Desde que habito esta gruta he desarrollado asombrosamente mi olfato y oído, al margen de que mi vista haya empeorado. Y aunque este demonio de la montaña insista en llamarme Topollillo, yo hago como si no lo oyera. Sé que un día u otro me vendrán a rescatar.

martes, 1 de diciembre de 2009

Supervivencia

..


..
De aquella arca de Noé varada en mitad del jardín desembarcaron plantas de todas las especies, exhibiendo una lozanía envidiable. Bastaba apreciar con qué facilidad se reproducían y tomaban asiento. A nadie extrañó que los habitantes de aquel jardín fueran ganando en belleza y frondosidad. Por fin crecían satisfechos a campo abierto, a resguardo de la intemperie de otras latitudes. Y llegó el momento de hacerse oír bajo un mismo clamor: fueron aprobados derechos vegetales de diversa índole en un tiempo en que cantidades de arbusto y retama provocaban frecuentes incendios contra la oligarquía de la selva, a la sazón aliada con las peores plagas del lugar.

Cuando parecía que aquello sólo podría enderezarlo un huracán, el ser humano intervino al fin. Resuelto a catalogar la naturaleza entera, ideó encerrarla en grandes naves con paredes de cristal que permitieran la entrada de luz. A la naturaleza no le cupo más remedio que acatar la voluntad del hombre. Ya no tiene prisa ni se impacienta inútilmente: sabe que las épocas y las eras son ciclos de hoja caduca. Vive agazapada.
..
.
.
Hermosa vida que pasó y parece
ya no pasar…
Desde este instante, ahondo
sueños en la memoria: se estremece
la eternidad del tiempo allá en el fondo.
Y de repente un remolino crece
que me arrastra sorbido hacia un trasfondo
de sima, donde va, precipitado,
para siempre sumiéndose el pasado.


Jaime Gil de Biedma, "Recuerda"