lunes, 25 de marzo de 2013

Cincuenta y ocho

...
Desde que la realidad se ha vuelto fantasiosa, 
los sueños son la única sensatez.
...
...

domingo, 24 de marzo de 2013

A precio de saldo casi

....
.....
Hagan juego, señores y señoras, y no dejen escapar tan suculenta oferta. Ahí la tienen sin oropeles ni falsos ropajes, sin pretensiones; tal como vino al mundo está: nuestra fabulosa, nuestra inconfundible, nuestra insidiosa SPAIN, a precio de saldo casi, con sus persianas y rejas echadas, su corrupción a cuestas y sus jóvenes de toda clase sin licenciar, también los tenemos doctorados, ustedes dirán; con el futuro diezmado y sus ahorros de duro a tres pesetas, sin vergüenza apenas, a duras penas desvergonzados, ¡no se quejarán!

Hagan juego, señoras y señores, y no se corten, que esta maravilla no puede durar.
....
* La foto es de Guillermo Méndez y la he sacado de aquí.
....

viernes, 22 de marzo de 2013

Cincuenta y siete

...
Y aunque lo olvides en sueños,
recuerda siempre 
que eres mortal.
...
...

martes, 19 de marzo de 2013

Ahora bien,

...
¿de veras son los sueños 
un cúmulo de arbitrariedades?
¿Pueden la imaginación, 
la voluntad, 
el deseo 
ser arbitrarios?
¿Acaso no constituyen
el único arbitraje, 
el verdadero arbitrio?
...
...

martes, 12 de marzo de 2013

Cincuenta y seis

....
....
La realidad se descompone siempre; 
a menudo, con la misma 
arbitrariedad (¿o será indolencia?) 
con que luego se recompone en sueños.
..

lunes, 11 de marzo de 2013

En la Microbiblioteca

..
En la bitácora de encontraréis una pequeña muestra de La danza de las horasEclipsados, Zaragoza, 2012. Ahora también en su fondo.
..
Copio el enlace por si os apetece asomaros: aquí.

viernes, 8 de marzo de 2013

miércoles, 6 de marzo de 2013

Cincuenta y cuatro

....
....

El frío atempera ánimos caldeados, 
o -cuando menos- los destempla.
....
.
.
Hermosa vida que pasó y parece
ya no pasar…
Desde este instante, ahondo
sueños en la memoria: se estremece
la eternidad del tiempo allá en el fondo.
Y de repente un remolino crece
que me arrastra sorbido hacia un trasfondo
de sima, donde va, precipitado,
para siempre sumiéndose el pasado.


Jaime Gil de Biedma, "Recuerda"