lunes, 20 de mayo de 2019

761

¡Ojalá un día los tontos del bote y los de remate despertaran por fin de su tontedad!


760

Se desvive todo aquel que deja de vivir normalmente para hacerlo en pos de una pasión que lo arrebata. Hasta quedar agotado.



.
.
Hermosa vida que pasó y parece
ya no pasar…
Desde este instante, ahondo
sueños en la memoria: se estremece
la eternidad del tiempo allá en el fondo.
Y de repente un remolino crece
que me arrastra sorbido hacia un trasfondo
de sima, donde va, precipitado,
para siempre sumiéndose el pasado.


Jaime Gil de Biedma, "Recuerda"