miércoles, 27 de abril de 2016

Trescientos ventiséis

.
.
Lo terrible del ignorante furioso no es su ignorancia, sino su absoluta predisposición a despreciar a quienes algo saben. Ante la evidencia de su renuncia, se sienten ofendidos en lo más profundo.
.
.

lunes, 25 de abril de 2016

viernes, 22 de abril de 2016

Trescientos veinticuatro

.
.
Bienaventurados los que se aventuran, 
pues serán relegados de los cielos terrenales.
.
.

lunes, 18 de abril de 2016

Trescientos veintitrés

.
La desconcentración nos fragmenta. A la inversa, 
la capacidad de concentración nos desfragmenta.
.
.
.

domingo, 17 de abril de 2016

Pompas de jabón

.
Había una vez tres gatos negros de cuerpos y andares desiguales. El primero era oscuro como el tizón, con ojos intensos de brasa y aspecto saludable. El segundo, por el contrario, maullaba raquítico por las esquinas con el pelo erizado, tenso el espinazo, dispuesto a implorarle a la luna cualquier despropósito con absoluta desfachatez. El tercero, de trapo lustroso, parecía un pelele surcando los cielos cada vez que los otros dos le mostraban las uñas, como si tuviera un resorte en su interior o pegara brincos por puro gusto. Esos tres gatos displicentes se colaron en mi cuarto una mañana de insomnio, sin que yo alcance a averiguar el motivo. Desde entonces, viven encerrados en esta pompa de jabón que son siempre los sueños rotos.
.

miércoles, 13 de abril de 2016

viernes, 8 de abril de 2016

A escala

.
.
En Padua las calles son estrechas y empedradas como en las ciudades antiguas de mayor solera, recorridas por interminables soportales que han sido trazados con arcos de medio punto y la voluntad de ponernos a salvo de las inclemencias del invierno. Y, sin embargo, es difícil que la mirada tropiece con la muralla de la ciudad o se impaciente por las prisas de los demás; hay en torno una amplitud que ensancha nuestra respiración, una escala humana que agradezco y preciso. 
.

miércoles, 6 de abril de 2016

Trescientos veintiuno

.
Las vocaciones cultivadas con diligencia nos diseccionan hasta los hígados.
.


sábado, 2 de abril de 2016

Trescientos veinte

.
Globalizados los cuerpos y las mentes, 
empezamos a flotar de pura inanidad por doquier
dando tumbos y volteretas silvestres.
.

.
.
Hermosa vida que pasó y parece
ya no pasar…
Desde este instante, ahondo
sueños en la memoria: se estremece
la eternidad del tiempo allá en el fondo.
Y de repente un remolino crece
que me arrastra sorbido hacia un trasfondo
de sima, donde va, precipitado,
para siempre sumiéndose el pasado.


Jaime Gil de Biedma, "Recuerda"