martes, 4 de diciembre de 2018

PLAN PERFECTO

De vez en cuando, pergeñar un deseo sencillo sin que apenas se note o canse a nadie en demasía; sólo para arrimar el ascua un rato, o para arribar a buen puerto durante unas horas, o para derribar imposibles lo que quede del día. Eso es para mí la definición de un plan perfecto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

.
.
Hermosa vida que pasó y parece
ya no pasar…
Desde este instante, ahondo
sueños en la memoria: se estremece
la eternidad del tiempo allá en el fondo.
Y de repente un remolino crece
que me arrastra sorbido hacia un trasfondo
de sima, donde va, precipitado,
para siempre sumiéndose el pasado.


Jaime Gil de Biedma, "Recuerda"