martes, 13 de noviembre de 2018

Todas las esquinas


Esta sola imagen también eres tú:
tu visión de las cosas más pequeñas;
tu deseo de equilibrio, personal y colectivo,
tu natural aquiescencia cuando todo 
yace en calma, sin atributos ni disensiones vanas;
a fin de cuentas, esta imagen sola también fuiste tú:
 tus ansias de libertad surcando horizontes,
con su claridad de líneas y colores planos, 
la ausencia casi total de perspectiva
si no fuera porque el sol nos asombra siempre
hasta vaciarnos de aristas;
esta imagen solitaria también serás tú algún día:
y ese banco que ves ahora permanece a la espera
de que sigas volviendo mañana y pasado y aun al otro,
a las horas convenidas, para que el sol siga cayendo de plano a plomo,
alumbrando con sus rayos plomizos todas las esquinas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

.
.
Hermosa vida que pasó y parece
ya no pasar…
Desde este instante, ahondo
sueños en la memoria: se estremece
la eternidad del tiempo allá en el fondo.
Y de repente un remolino crece
que me arrastra sorbido hacia un trasfondo
de sima, donde va, precipitado,
para siempre sumiéndose el pasado.


Jaime Gil de Biedma, "Recuerda"