lunes, 19 de enero de 2015

Doscientos treinta y uno

..
A los tristes la melancolía los llena de optimismo.
..
..

3 comentarios:

  1. La vitalidad de la ausencia es animosa.
    Una brazo tristón.

    ResponderEliminar
  2. qué bueno. Es cierto por algunas personas que conozco.
    Aunque la melancolía no es siempre triste.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  3. Hola, me gusta mucho tu blog. Yo tengo uno donde opino sobre temas de actualidad, me gustaria que intercambiásemos enlaces. Yo ya te he añadido a mi Blogroll. Este es:

    http://deacuerdoqueno.blogspot.com/

    Un saludo!!

    ResponderEliminar

.
.
Hermosa vida que pasó y parece
ya no pasar…
Desde este instante, ahondo
sueños en la memoria: se estremece
la eternidad del tiempo allá en el fondo.
Y de repente un remolino crece
que me arrastra sorbido hacia un trasfondo
de sima, donde va, precipitado,
para siempre sumiéndose el pasado.


Jaime Gil de Biedma, "Recuerda"